Volver

El 13 de julio se cumplieron 19 años del asesinato de Miguel Ángel Blanco, que fue secuestrado el día 10 de ese mismo mes. El día 11 de julio me prohibieron ver la televisión porque estaba obsesionada con la historia. El día que lo mataron teníamos reserva en un restaurante al que no íbamos nunca para celebrar el cumpleaños de mi madre, 12 de julio, con mi abuela. De esa comida sólo recuerdo que mi madre lloraba y que yo no pregunté nada, por si me reñían.

El 14 de julio de 2001, quince años ya, ETA asesinaba a José Javier Múgica con una bomba lapa colocada en su furgoneta. Su mujer Reyes escuchó la explosión cuando iba de camino a asomarse a la ventana, para despedirse desde el interior de la casa. Javier Marrodán le daba las gracias por todo lo luchado aquí.

El 18 de julio se cumplieron 40 años de la perfección hecha gimnasia de Nadia Comaneci. También fueron los 80 años del comienzo de la Guerra Civil Española, pero de eso no voy a hablar.

También el 19 de julio fueron los 25 años de la escapada de Indurain en el Tour, destrozando a Lemond en las carreteras de Francia. De esto, sin embargo, no ha hablado casi nadie.

Mañana, 22 de julio de 2016, hará diez años que mi padre me regaló el disco del concierto de Queen de Live at Wembley ’86, que el pasado 12 de julio (otra vez cumpleaños de mi madre) cumplió 30 años. Lo escuché tanto que la carátula está rajada, hecha un desastre y la caja no cierra bien. Mañana, 22 de julio de 2016, hará diez años también que ese disco es mi preferido.

Hoy, 21 de julio de 2016, hace veintiocho años que estuve a punto de nacer.

7cdd92w1gjm4w9e0ninu

 

Anuncios