Nuevos planes, idénticas estrategias

por B

Los fines de semana de elecciones acaban siempre en preguntas existenciales y miradas al cielo, sobre todo si además coinciden con la inyección festivalera y ridícula de Eurovisión. Tanto tiempo creyendo que los cambios generacionales y los caprichos del destino venían precedidos por el retumbe de los cielos y los jinetes del Apocalipsis y resulta que no, que vienen condensados como todo lo demás, en 114 caracteres con formato tuit.

El recuento de votos se ha vendido siempre como un final propio de película romántica, los nervios de los últimos finales en los que la protagonista decidirá quién es el hombre de sus próximos cuatro años. En realidad, todo se asemeja más a un capítulo de Sexo en Nueva York en el que Carrie Bradshaw decide acostarse de nuevo con todos sus ex para averiguar con quién tiene menos resaca al levantarse: nuevos planes, idénticas estrategias.

01-1024x682

Seguir leyendo en The Best and Brightest

Anuncios