“Chúpamela”

por B

Me gusta mucho recordar con tintes tragicómicos la primera vez que me censuraron un artículo: tenía 19 años y la Universidad me prohibió publicar “joder”. El perfecto toque para que yo montara un drama fue enterarme directamente por la prensa: al abrir la revista de la universidad para leer extasiada el reportaje descubrí que en vez del joder se encontraba una frase que a mí me pareció sacada de una novela de aventuras de Enid Blyton y nada apropiada para un atentado de ETA.  La fuerza del momento se fue por el desagüe y mi futuro como cronista de conflictos también.

Monté en cólera (relativa, desnatada y a escondidas) porque ni siquiera tuve la oportunidad de defender mi joder con whisky, tabaco y un portazo, o como quisiera que se hicieran esas cosas en tercero de carrera. En su lugar apareció un silencio administrativo que interpreté como un castigo cercano a la excomunión.

tumblr_mksfh3aB9N1rx31koo1_500

Leer más en The Best and Brightest

Anuncios